Sobre la homeopatía hay numerosas entradas en diversos blogs. Incluso excelentes programas de televisión. Sí, sí de televisión. Eso sí, hay que rebuscar e ir al excelente programa Escépticos de ETB con el mágnifico @lagamez (http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/homeopatia-revision-escepticos.html). No voy a contar nada nuevo sobre lo que es la homeopatía, o mejor dicho, lo que no es.

El otro día leyendo la revista Sport Life me encontré con un artículo sobre el empleo de homeopatía en lesiones deportivas. Todo tipo de lesiones, hasta la fractura de huesos. Afortunadamente dicen que el tratamiento inmediato ante cualquier fractura es acudir al médico de urgencia… menos mal. Culminan el artículo con la rotunda frase “la homeopatía, por tanto, se revela como un complemento eficaz, junto a la medicina deportiva, la traumatología, la rehabilitación y otras especialidades médicas, en la prevención, el tratamiento y la curación de las lesiones deportivas, además de ayudar en la puesta a punto del deportista”. Vamos, que si quitamos la homeopatía la lesión se recupera igual…

Lo más increíble de todo es como titulan el artículo “Stop lesiones… ¡sin medicamentos!” Adjunto foto del mismo. Hay esos medicamentos tan malignos… El titular parece claro, la homeopatía nos ofrece la posibilidad de recuperarnos de nuestras lesiones sin utilizar medicamentos, sin utilizar química… 

Foto extraida de la revista Sport Life


Sin embargo, justo al terminar el artículo aparece una nota resaltada como importante. Adjunto foto. Dice: “conviene recordar que los medicamentos homeopáticos no son productos naturales sino que son fármacos que están regulados por la ley del Medicamento”

Foto extraida de la revista Sport Life


Que cantidad de incoherencias entre el titular y la nota importante y entre el texto de la propia nota importante… Sin medicamentos, pero luego los llaman medicamentos homeopáticos. ¿?? No son productos naturales, ¡son fármacos! ¿??? Y ya para terminar ¡están regulados por la ley del Medicamento! Ya me gustaría que un producto homeopático tuviera todos los controles que tiene un fármaco, como por ejemplo el ibuprofeno. Pruebas, controles, años de investigación, y sobre todo, un prospecto con el contenido (y la cantidad…) las propiedades, las contraindicaciones, los efectos secundarios…

Para que os aclaréis un poco sobre este tema de productos homeopáticos y la ley del medicamento os adjunto estos dos post de @FerFrias publicados en el blog de la Lista de la Vergüenza: 1) http://www.listadelaverguenza.es/2012/04/el-ministerio-de-sanidad-y-la.html 2) http://www.listadelaverguenza.es/2012/11/las-farmacias-y-la-homeopatia.html
Y esta otra entrada de la web escépticos: http://www.escepticos.es/?q=node/409

El rigor no esta de más hasta en revistas “lúdicas” y los consumidores así deberíamos exigirlo.