Toca vender. Toca ponerse el traje, la corbata, coger el maletín y vender el producto. Y es fácil cuando lo que vendes es bueno. Toca vender la Química de la Universidad de La Rioja. En estos días las Universidades están de feria en feria ofertando sus productos. Y sus productos no son otra cosa que Grados, Masters… Esta semana hemos estado de Jornadas de puertas abiertas por las distintas Facultades. Futuros alumnos, solos o acompañados de sus padres, han visitado las instalaciones de las titulaciones por las que mostraban interés.

La decana de la Facultad recibiendo a los futuros estudiantes (Foto H. Busto)

En el Departamento de Química de la Universidad de La Rioja vendemos un producto, un producto bueno, el Grado en Química. Hemos enseñado unas instalaciones modernas, unos laboratorios bien equipados y con un personal humano plenamente implicado en el Grado que imparte. Algunos datos: el Grado en Química tiene el mayor promedio quinquenio/profesor (el quinquenio, sin entrar en su bondad es una medida de docencia/antigüedad) y tiene el mayor promedio sexenio/profesor. Este último parámetro es el que se está empezando (justa o injustamente) a utilizar para valorar la capacidad investigadora del profesorado. El Departamento de Química destaca por su investigación. Ya he hablado de una parte de su investigación en un post anterior y también de la utilidad de esa investigación, de calidad contrastada a nivel internacional,  para transferir conocimientos actuales, frontera, a los alumnos. El Grado en Química en la Universidad de La Rioja no desmerece en nada al que se pueda cursar en otras universidades españolas. El plan de estudios permite realizar prácticas de laboratorio en todas las materias cursadas.

Hay otros números. Tal vez estos no gusten tanto a los futuros estudiantes (ni a los presentes), pero a la hora de vender un producto no se puede engañar. Obtener la titulación requiere esfuerzo. Nada se consigue sin esfuerzo. El porcentaje de graduación (alumnos que terminan los estudios en el año que le correspondería o en un año más) está en torno al 25-40% en función de los años y el porcentaje de abandono en el 30%. Son porcentajes que están en la media requerida por ANECA (Ministerio para entendernos). El porcentaje de abandono viene ocasionado generalmente por una mala elección o por no haber podido entrar en la carrera deseada en primera opción. Muchas veces la preparación del estudiante de bachillerato se encamina a obtener buena nota, escogiendo materias fáciles y dejando otras, como por ejemplo la Física, aparcadas. En esto los orientadores y los propios padres, creo, tienen mucha culpa. La recompensa del esfuerzo que he comentado antes es obtener una titulación reconocida por el entorno empresarial y una formación adecuada para poder desarrollarse profesionalmente en cualquier país de la Unión Europeo o Estados Unidos. De todo ello tenemos buenos ejemplos.

En definitiva, y como he dicho antes, vendemos un buen producto. Pero mal haríamos pensando que se vende solo. Por eso, desde el Departamento de Química en colaboración con la Facultad venimos desarrollando diversas actividades para acercar la Química y el Grado en Química a la sociedad. Esta semana, y coincidiendo con la Jornadas de Puertas Abiertas, han tenido lugar dos actividades muy especiales.

Por un lado el jueves 14 se ha celebrado la fase local de la Olimpiada de Química. Unos 70 alumnos de bachillerato han pasado por las aulas de la Universidad de La Rioja para poner a prueba sus conocimientos sobre Química. Los tres primeros clasificados participaran en la fase nacional y como ha ocurrido en otros años, seguro que lo hacen de forma competitiva. Es de destacar el esfuerzo, altruista, tanto de los profesores de universidad que preparan las pruebas, como de los profesores de bachillerato que preparan e incentivan a los alumnos.

Alumnos en las pruebas de la Olimpiada de Química (Foto H. Busto)

Y por otro lado, el viernes 15 se ha desarrollado la primera sesión de las Jornadas de Acercamiento a la Química en las que estudiantes de 2º de bachillerato acuden a los laboratorios de la Universidad de La Rioja a realizar con sus propias manos las prácticas, que en muchos casos solo han visto en la teoría. Uno de los aspectos destacables es que estas prácticas están asistidas por becarios de investigación que están realizando su tesis doctoral en el Departamento de Química. Y más aún, en los últimos años, estudiantes universitarios están también colaborando y guiando a la hora de realizar las prácticas. De hecho este año nueve alumnos de 3º de Grado y de 4º de Licenciatura se han ofrecido para tal fin. Esto es vital ya que muestra la implicación del alumnado en su propia formación y es una señal de que empiezan a vivir la Química como algo suyo. Como responsables de una titulación podemos estar contentos de esta implicación y de que los alumnos sean conscientes que el éxito de una titulación es también el éxito suyo. Una titulación bien valorada les hará más fácil (ahora, menos difícil) acceder al mercado laboral.

Estudiantes universitarios y futuros estudiantes en los laboratorios de la UR (Foto H. Busto)

Y si con esto no es suficiente en el mes de abril continuaremos con la actividad "Soy químico por un día" en donde estudiantes de 4º de ESO pasan por los laboratorios de la Universdiad de La Rioja. Bueno, me quito la corbata, el traje y dejo el maletín. Ah, si no te gusta la Química pero sí la Ciencia cuenta con las opciones de Matemáticas, Ingeniería Informática, Ingeniería Agrícola y Enología en la UR! En el próximo post prometo hablar de Ciencia pero no podía dejar de pasar esta ocasión para vender el Grado en Química de la Universidad de La Rioja. Además, que mejor forma de hablar de Ciencia que hablando de futuros estudiantes de Ciencia!

Estudiantes de bachillerato de prácticas en los laboratorios de la UR (Foto F. Jiménez)