30 agosto 2013

En una apacible mañana de agosto recibí una llamada ofreciéndome una proposición difícilmente rechazable para alguien que defiende la divulgación y la comunicación científica como cuestión de Estado para la Ciencia y más para la española. La oferta era hablar esa misma tarde en el programa La Ventana de la Cadena Ser dirigido por Roberto Sanchez (@_RobertoSanchez). Y hablar de Química por supuesto y en concreto de la confirmación del nuevo elemento químico de número atómico 115. El elemento 115 o Ununpentio.

Ununpentio y sus electrones


Soy sincero, en cuanto dije que sí, se me vino a la mente la gran cantidad de gente que podría hacer de maravilla esa pequeña entrevista. Javier García, Bernardo Herradón, Pascual Román, Eduardo Fernández… Responsabilidad. A la media hora de decir que sí ya tuve la pre-entrevista. Y nervios claro.

Lo bueno de que hicieran esa pre-entrevista es que pude pensar que quería decir en la entrevista con “fuego real”. Lo malo es que muchas cosas se quedaron en el tintero. ¡La crueldad del tiempo en la radio! Que mejor forma que el blog para sacarlas a la luz!

Aquí os dejo la entrevista. Podéis localizarla en el minuto 22:32, después de la musiquita de Expediente X… ;)

Entrevista: 



A parte de esto, ¿que no dio tiempo a decir? Que evidentemente, a demás de la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada) la correspondiente de Física, la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP), tiene mucho que decir. De hecho, los químicos y la Ciencia están de enhorabuena por el gran trabajo de los físicos.

También me hubiera gustado hablar de Matemáticas. El nuevo elemento lo podemos ver como la suma de dos números. Y es que nuestro 115 viene de la fácil suma de 20 más 95. Sí me diréis, anda que no hay números que sumen 115. Bueno, precisamente son los números de protones que corresponden con los elementos empleados para obtener por colisión el Ununpentio, el 20 del Calcio y el 95 del Americio.

Simulación de la colisión Calcio-Americio. Sumando 20 + 95 = 115


Algo sí pude decir acerca de que la Tabla Periódica es una maravilla de la Ciencia y que cada nuevo elemento reafirma a la Química como Ciencia. ¡Una fiesta para la Química! Lo que ya no pude decir es que es una pena que la Tabla, un icono de la Química, sea a veces tan “odiada” por la forma “cruel” con la que se intenta enseñar. Memoria. Memoria en 3º de ESO. Lo principal de la Tabla no es aprenderla, sobre todo en edades tempranas. Lo principal es entenderla. Lo que no se entiende no se aprende.

Y por último tampoco pude decir un comentario muy relacionado con los tiempos actuales. Ahora en los medios está muy presente la palabra química. Y está vez pongo la palabra en minúscula por que la usamos como adjetivo. Armas químicas. Se está hablando de la Química por un motivo horroroso y es bueno, aprovechando la confirmación del 115, ver el lado amable y benefactor de la Química y decir bien alto que es el hombre con su mal empleo el que crea estos horrores.

Fue una experiencia gratificante de la que espero haber salido bien parado. Es importante, es vital, que programas como La ventana y otros muchos de gran audiencia hablen de Ciencia. Nunca sobra. Me quedo con el resumen de la entrevista que dio en Twitter Luis Moreno"¡Cada nuevo elemento descubierto reafirma la Química! Completar la Tabla Periódica es una fiesta para la Química".

¿Eso dije…? Qué bien queda ;) Sí, es que no he vuelto a oír la entrevista. Es algo con lo que no puedo… Ni verme ni oírme en algo grabado…

Esto no hubiera sido posible (para bien o para mal) sin esa llamada de Eduardo Sanz de Cabezón (@edusadeci), profesor de Matemáticas de la Universidad de La Rioja, finalista de Famelab internacional y gran divulgador de la Ciencia a través de esos trotamundos llamados The Big Van Theory. ¿No le seguís en todavía en Twitter? ¿A que esperáis? No cuesta dinero, de verdad ;)

El "furgonetón" de la divulgación científica


Os dejo también la entrada en Naukas relativa al Elemento 115 y excelentemente realizada por @EugenioManuel


#pasiónporlaquímica

Este post participa en el XXVII Carnaval de Química, que se aloja en el blog Educación Química de Bernardo Herradón @QuimicaSociedad 

Posted on viernes, agosto 30, 2013 by Héctor Busto

No comments

21 agosto 2013

Con este post comienzo una serie de entradas que quieren unir Literatura y Ciencia. Sin querer ser muy pretencioso mi idea es sacar algún detalle científico de los libros (no científicos) que voy leyendo. Como mi rapidez de lectura no es muy elevada estos post irán saliendo practicamente en cuentagotas. ¡A ver que tal la experiencia!
El primer libro que pasa por la sección es "Las leyes de la frontera" de Javier Cercas. En su anterior libro, "Anatomía de un instante", abordaba de una forma histórica la transición española y el 23-F. En este último libro, la transición también está presente en la primera parte del libro, en una ciudad de provincias más cercana al tardofranquismo que a la modernidad y con una frontera, la de una clase media incipiente con unos barrios marginales. De ahí sale uno de los protagonistas de la novela, el Zarco, personaje aparentemente inspirado en el “vaquilla”, un “quinqui” que empezando por pequeños robos pasa su vida entera en la cárcel. En el libro el Zarco esta rodeado por Ignacio Cañas “el gafitas”, para mí el personaje principal, y para cerrar un buen triangulo nos aparece también la hermosa Tere. La segunda parte de la historia llega hasta bien entrados los 2000 con el enésimo intento de rehabilitación de el Zarco y con "el gafitas" como abogado de éxito en el otro lado de la frontera.
Portada del libro "Las leyes de la frontera"

El Zarco estaba enganchado desde finales de los 70 a la heroína y en palabras del autor de la novela: “La guerra de mi generación fue la heroína”. El tratamiento al que el Zarco es sometido en la novela para su dexintoxicación,  cuando está en la cárcel, y se deja tratar, es a base de metadona. La heroína es una de las drogas más duras que se conocen y procede de una sutil modificación de la morfina a través de unas reacciones denominadas de acetilación. De hecho, en los últimos años del siglo XIX se llegó a emplear como fármaco para calmar la tos en niños y estaba elaborado por Bayer. Para más información podéis ver este post en el recomendable blog de Hablando de Ciencia.
Aparentemente la heroína y la metadona no tienen un parecido estructural demasiado grande, sin embargo, como muchas veces en Química, todo es cuestión de poner las moléculas en la proyección adecuada. Se dice que para entender bien la Química Orgánica hay que tener buena visión espacial. Es cierto, pero hoy en día con los programas de modelado molecular no hay excusa. Si observamos la siguiente figura podemos observar su similitud estructural. Además tienen una parte común resaltada en rojo y con un trazo más grueso. Esa parte en rojo y común a las dos estructuras que es responsable de su actividad en el organismo, se llama farmacóforo.
Metadona                                                           Heroína

La metadona es reconocida por los mismos receptores del cuerpo humano sobre los que actúa la heroína pero con una acción más prolongada. Esto, que aparentemente es un contrasentido en el empleo de la metadona para eliminar el síndrome de abstinencia, permite, a través de las dosis adecuadas, que desaparezca esa ansiedad súbita que provoca la carencia de la heroína. Como vemos también en la figura la estructura de la heroína es más rígida, (hay más enlaces que forman ciclos) que la de la metadona. La heroína encaja perfectamente en el sitio receptor, sin embargo, la metadona, más flexible tiene que “buscar” su posición más adecuada. De estos temas hablaré más adelante en otros post ya que tienen una importancia vital en el reconocimiento de fármacos.
Una curiosidad, otro derivado semi-sintético de la morfina es la etorfina. Nada menos que 3000 veces más potente que la propia morfina y que es usado exclusivamente en veterinaria para inmovilizar elefantes y otros grandes mamíferos.
Si no habéis leído "Las leyes de la frontera" os lo recomiendo y no cuento el final. Si ya habéis disfrutado con él, habréis visto que con una buena obra literaria también se puede hablar de Ciencia. 

Este post participa en el XXVII Carnaval de Química, que se aloja en el blog Educación Química mantenido por Bernardo Herradón @QuimicaSociedad

Posted on miércoles, agosto 21, 2013 by Héctor Busto

No comments