La enseñanza de la Química en edades tempranas encuentra diversas dificultades que he ido desgranando en diversos post del blog. Una es la falta de experimentalidad que por tiempo y/o recursos no se suele llevar a cabo. Otra de ellas es la difícil tarea de hacer comprender a los niños conceptos complicados y poco o nada observables.

Para poder subsanar estas carencias y además incrementar la atención de los niños podemos acudir a las nuevas tecnologías. Los profesores ya están acostumbrados a incluir vídeos de experimentos que no pueden realizar en un aula. Pero podemos ir más allá. La realidad aumentada es una tecnología que se está introduciendo poco a poco y que con la llegada de los dispositivos móviles sin duda va a triunfar.

La realidad aumentada no hay que confundirla con realidad virtual. No nos va a sumergir en un mundo paralelo. La realidad aumentada nos va a incrementar la información que tenemos del mundo real. Va a hacer que nuestros libros se comuniquen con nosotros.

En este sentido este año hemos impulsado un Trabajo Fin de Grado (TFG) de Educación Primaria dirigido a la aplicación de la realidad aumentada en la enseñanza de la Química para niños. En la tarea nos hemos involucrado profesores del departamento de Química de la Universidad de La Rioja, alumnos de TFG de Ingeniería Informática y la empresa de tecnologías innovadoras CreativiTIC con Jorge a la cabeza. Y por supuesto, Carlos, el alumno de Educación Primaria que hace con nosotros el TFG. Informáticos, emprendedores, químicos, maestros... vaya mezcla!

The team


Aunque el trabajo todavía no se ha presentado, y desarrollaré más aspectos del mismo en un post posterior, hoy hemos hecho nuestra prueba piloto. Con los “artilugios” de la realidad aumentada nos hemos ido al Colegio Público Caballero de la Rosa

Carlos ha desarrollado su clase sobre "la materia" con la curiosa mirada de los niños al principio, que se ha transformado en fascinación al final. Y todo parece simple; mover dos simples tarjetas delante de una cámara y que en el proyector se vean los átomos en 3D, casi saliendo de la pantalla, y con una magnifica reacción de combustión con fuego incluido.

La clase con realidad aumentada ha activado la curiosidad de los niños, expectantes ante algo nuevo y creo que también ha maravillado a los profesores. Lo de hoy ha sido un pequeño ejemplo del potencial de esta tecnología en la enseñanza en general y en la Química en particular. Un momento especial el haber participado (y estar participando) desde la Química en este proyecto que todos los que estábamos ahí sabemos que es solo el comienzo.


Os dejo con unas cuantas fotos y vídeos. Y como he dicho más adelante habrá un post especial sobre un año de enseñanza de la Química en edades tempranas desde la visión de un químico orgánico.

Una molécula de metano sobrevolando la clase


Carlos a punto de explicar la combustión



video
Y se hizo el fuego

¿Tendremos agua? El niño expectante


Los niños manipulando las moléculas ¿harán fuego?

NOTA 1: Este post participa en la edición Ge del Carnaval de Química que aloja Debora García Bello (@profedeciencia) en su blog Dimetilsulfuro.
Gelogocarnavalquimica
NOTA 2: A Carlos solo le falta presentar y defender el Trabajo fin de Grado para acabar la carrera. Una carrera que antes era de 3 años y ahora es de 4 y de la que ha desaparecido el nombre de "magisterio". Carlos estuvo realizando sus prácticas en ese Colegio y que mejor sitio para dar esta "clase" especial. Los niños ya le llaman profe ;)