22 noviembre 2014

Aprovechando la celebración de la Semana de La Ciencia, la Facultad de Ciencias, Estudios Agroalimentarios e Informática ha organizado varios concursos para premiar los mejores Trabajos Fin de Grado de diversas titulaciones. Entre ellas el Grado en Química, con el patrocinio y colaboración de la Sección territorial de La Rioja de la Real Sociedad Española de Química.

El jurado ha premiado la originalidad del trabajo, el impacto visual y capacidad de comunicación de la presentación y el impacto social y aplicabilidad a través de los pósters presentados al concurso. Los pósters presentados han tenido una gran calidad y el premio ha estado muy disputado.

El ganador ha sido Miguel Ayala con el título: "Síntesis de un derivado de cisteína glicosilada y su incorporación al epítopo Ala-Pro-Asp-Yhr-Arg-Pro". Miguel ha diseñando un póster muy comunicativo y ameno para entender el trabajo desarrollado. ¡Enhorabuena!

Aquí os dejo el jpg


Y en pdf, compartido a través de SlideShare

Posted on sábado, noviembre 22, 2014 by Héctor Busto

No comments

07 noviembre 2014

Estos días 6 y 7 de noviembre se ha celebrado en Zaragoza la II Conferencia de Directores de Escuelas de Doctorado de España. Uno de los puntos más importantes ha sido crear la Conferencia como asociación, aprobando sus estatutos. Pero, ¿qué es una Escuela de Doctorado? La Escuela de Doctorado es una nueva unidad universitaria, creada por exigencia del último Real Decreto que regula las enseñanzas de doctorado, el 99/2011.  La definición exacta es: “la unidad creada por una o varias universidades y en posible colaboración con otros organismos, centros, instituciones y entidades con actividades de I+D+i, nacionales o extranjeras, que tiene por objeto fundamental la organización dentro de su ámbito de gestión del doctorado, en una o varias ramas de conocimiento o con carácter interdisciplinar.”

El Paraninfo de la Universidad de Zaragoza y la figura de Ramón y Cajal fueron testigos de la creación de la Conferencia de Directores de Escuela de Doctorado

Para ser conscientes de la importancia de estas nuevas unidades antes es preciso hacer énfasis en el valor del doctorado. El doctorado es el máximo nivel académico y que en la actual estructura universitaria se obtiene tras el Grado y el Máster. En la etapa de doctorado el estudiante debe (debería) enfrentarse no solo a los obstáculos meramente académicos, sino también a múltiples facetas que le permitirán adquirir competencias transversales necesarias para cualquier sociedad que ambicione un modelo social y económico basado en el conocimiento.


Directores de Escuela de Doctorado (Foto de Rafael Moreno)


En esa esfera anglosajona, a la que se acude tanto para comparar y maldecir nuestro sistema educativo, el doctorado tiene una visibilidad mucho mayor que en España y el reconocimiento social, a todos los niveles, no tiene ni punto de comparación. Una tesis doctoral no es (no debe de ser) solamente un título estrambótico, a veces difícil de leer, que conduce a una formación superespecializada. Al revés.

El doctorado resume muchos de los temas tratados en este blog. Creación de Ciencia, I+D+i, iniciación a la docencia, divulgación… Y todos estos aspectos son los que hacen de estas recién creadas Escuelas de Doctorado algo muy especial dentro de la Universidad. El doctorado es la joya de la corona de una universidad, la Escuela de Doctorado de una universidad es la joya de la corona.

Pero estas estructuras jóvenes tienen que afrontar muchos obstáculos. El principal es que su creación coincide con una época de escasos o nulos recursos económicos. El Real Decreto que regula las Escuelas y los programas de doctorado exige realizar una serie de acciones que requieren una mínima financiación. Y es curioso, que en esa búsqueda de la excelencia, el ministerio, en este momento clave, haya dejado sin fecha la convocatoria de Doctorados de Excelencia.

El doctorado ya no gira alrededor de los departamentos, lo hace entorno a unos Programas de Doctorado que dependen de la Escuela. Y esto debe de permitir generar una mayor visibilidad de los programas y por ello un mayor reconocimiento. Las Escuelas deben de velar por la calidad de los programas para garantizar las correspondientes acreditaciones de ANECA (ministerio). Si las tesis son un bien preciado para las universidades y para la sociedad es necesario que las Escuelas no bajen la guardia de la calidad de los trabajos presentados.


El viaje de las Escuelas de Doctorado acaba de empezar. Esperemos que sea largo y provechoso para la universidad y la sociedad española. La Universidad de La Rioja no es ajena a esta empresa y ha creado recientemente la Escuela de Máster y Doctorado. Como se desprende del nombre, la unidad ha asumido, no solo los estudios de doctorado, sino también los títulos de másters universitarios. Iremos velando por la calidad de los estudios, creando las correspondientes comisiones, generando normativas, actividades formativas, y sobre todo dando visibilidad y reconocimiento a los doctores. El valor más preciado de nuestra universidad.

Posted on viernes, noviembre 07, 2014 by Héctor Busto

No comments